Colombina 100%
exito.com Carulla.com Lopido.com larebajavirtual.com Merqueo
Aprende a preparar deliciosas recetas con todo el sabor que te encanta y llena tu vida de bienestar con nuestros tips

 

< Volver

 

 

¿Cómo mantener un peso saludable?

 

¡Esta es la pregunta del millón! Y muchas personas se piensan en lo mismo después de haber perdido peso, incluso después de haber perdido muchos kilos a causa de la re ganancia de peso o el efecto de “rebote”, pues sienten que podrían perder todo el esfuerzo, pero, ¿cómo evitar este fenómeno?

En general es claro que la mayoría de las personas que pasan por un proceso de reducción de peso haciendo cambios en su alimentación, tienen una disminución en su gasto energético basal, es decir, naturalmente y en reposo. Estas personas disminuyen la cantidad de energía que gastan, lo cual se da como una “adaptación metabólica” del cuerpo, y aún no es muy claro qué tipo de dieta podría cambiar este panorama.

Se ha visto, sin embargo, que las dietas bajas en carbohidratos (hasta el 20% VCT o menos), tienen un efecto positivo tanto en la disminución de peso como en el mantenimiento del mismo, sin lograr una re ganancia de peso al corto o mediano plazo.

Al disminuir el consumo de carbohidratos se ha observado una disminución en la producción de una hormona llamada grelina, encargada de hacernos sentir con hambre y ansiedad por comer, así como también se ha visto un menor impacto en la disminución del gasto energético total o metabolismo de las personas, algo muy positivo para lograr mantener un peso saludable sin volver a subir o hacer efecto de “rebote”. Aquí, es importante recalcar que el ejercicio es una pieza clave para “activar” el metabolismo y evitar el famoso “estancamiento”.

Sin embargo es muy importante analizar no solamente la cantidad de carbohidratos que se consumen sino la calidad de los mismos. Existen dietas muy bajas en carbohidratos, las cuales no aseguran una adecuada calidad nutricional y por el contrario pueden poner en riesgo la salud de las personas. Por ejemplo, aquellas dietas en las que las proteínas de origen animal y grasas de todo tipo son consumidas a libre demanda, restringen el consumo de frutas y vegetales, llevando a las personas a un desbalance metabólico, el cual después llevará a una compensación de peso no solo por efectos metabólicos, sino también psicológicos, pues no son dietas sostenibles en el tiempo ya que las personas no son capaces de seguir estos hábitos, no se disfrutan y por ende no aprenden a llevar un BALANCE.

Es muy importante que las personas aprendan primordialmente a escoger la mejor calidad de carbohidratos, sin restringir sus fuentes principales de vitaminas, minerales y fibras como son las frutas y vegetales, que entiendan y aprendan a llevar una vida en equilibrio. Y para esto no existe una “dieta ideal” sino que debe haber un aprendizaje, un cambio de “chip” mental y de consciencia en la relación que se tiene con los alimentos.

 

 

 

X
Entiendo Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar tu experiencia en nuestro sitio web. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puede conocer cómo deshabilitarlas u obtener más información aquí.
Entiendo